18 de diciembre

1654. Carta de Vicente de Paúl al P. Carlos Ozenne, que está en Polonia: "Pero me preocupa que no hayan recibido ustedes todavía noticias del señor embajador de Suecia. Quizás haya conseguido algún sacerdote en algún otro sitio. La señora condesa de Brienne me insiste mucho para que enviemos allá a alguno de nuestros padres, ya que su hijo se encuentra enfermo en Estocolmo, sin poder oír misa desde hace tres meses. En nombre de Dios, padre, ponga los ojos de su compasión en esos pobres católicos que carecen de toda ayuda espiritual, en el caso de que la reina lo vea bien y el padre Guillot siga con los deseos que Nuestro Señor le ha dado de ir a servirle en aquel país".

1870. La guerra francoprusiana causa tantos heridos en Francia que los superiores se ven obligados a adelantar el envío a misión de treinta seminaristas de las Hijas de la Caridad para que corran a reemplazar a otras compañeras enviadas a los frentes de batalla. El superior, desde Bruselas, a donde se fue el 5 de septiembre, comunica la apertura de dos seminarios internos de Hijas de la Caridad, uno en Verviers (Bélgica) para el norte de Francia y otro en el Berceau de Saint Vincent de Paul, para el sur. París está sitiada por los prusianos. La casa de incurables de Ivry se adapta para atender a mil ochocientos soldados y el orfelinato de Ivry se convierte en centro de convalecencia.

1937. Se erige la Provincia de Vietnam de las Hijas de la Caridad.

1939. En la enfermería de la Casa Madre, a las diez y cuarto de la noche, muere el decimonoveno superior general de la Congregación de la Misión, P. Carlos León Souvay. Nació el 15 de diciembre de 1870. Educado en el seminario menor de San Nicolás del Chardonnet, continuó dos años en el seminario mayor de Issy, donde experimentó el método sulpiciano, y luego entró en la Congregación de la Misión. Terminó sus estudios con sendas estancias en Roma, donde obtuvo, en 1898, el doctorado en Filosofía y Teología y, en 1912, el doctorado en ciencias bíblicas. Durante treinta años enseñó en los seminarios mayores de San Floro y, después, en el Seminario Kenrick de San Luis, en el estado de Missouri. Fue elegido superior general por la Asamblea de 1933. Durante su generalato tuvo que hacer frente a numerosos problemas: las importantes transformaciones que Turquía impuso a los Paúles y a las Hijas de la Caridad, las devastaciones y masacres sufridas por las misiones de China, los trastornos causados por la guerra civil en España, primero, y la Segunda Guerra Mundial, después. También tuvo lugar la canonización de Luisa de Marillac en 1934 y la beatificación de Justino de Jacobis en 1939.

Volver a Inicio